Presupuesto 2020 no aporta al crecimiento, pero da certeza, según expertos

El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) genera confianza y da certidumbre, pero condena al país a crecer por debajo de 2 por ciento en 2020, advirtieron expertos consultados por El Financiero.

El Congreso avaló el crecimiento de entre 1.5-2.5 del PIB, con un punto medio de 2 por ciento, que propuso la Secretaría de Hacienda; sin embargo, las previsiones de los analistas para el próximo año se siguen revisando a la baja y están ligeramente arriba del 1 por ciento.

“Este Presupuesto nos condena a crecer a una tasa aún inferior a la que hemos visto en los últimos 30 años, que es probablemente una tasa de 1.5 por ciento, y el argumento de primero el bienestar y luego el crecimiento no tiene un sostén sólido, porque solo el crecimiento crea empleo y el empleo sin duda es el mejor igualador”, indicó Luis Foncerrada.

El economista en jefe de AmCham México, indicó que en el PEF 2020 la inversión en infraestructura se ubicará en alrededor de 2 por ciento del PIB. Lo anterior implicaría que, en total, habría en 2020 inversión en un nivel de 18.5 por ciento del PIB, sumando la pública a la privada, “una cifra tan pequeña nos condena a crecer históricamente en alrededor de entre 1 y 1.5 por ciento al año, si quisiéramos crecer al 4 por ciento se tendría que estar invirtiendo entre privados y sector público 25 por ciento del PIB, estamos 6 puntos lejos de la meta”.

Lucía Cárdenas, directora de Estudios Económicos de Citibanamex, señaló que el PEF podría quedarse corto respecto de la meta de crecer 2 por ciento en 2020, pues aunque hay una reorientación a programas sociales y se favorece a Pemex, si no se alcanzan los ingresos presupuestados podría haber nuevos recortes al gasto.

“Las transferencias de programas sociales, si bien podrían contribuir al consumo en el mediano plazo, también creemos que no es suficiente para detonar el crecimiento que el país necesita, para 2020 el Presupuesto podría quedarse corto y podría haber un escenario de subejercicios o recortes que en este año fueron perjudiciales para la actividad económica”, afirmó.

Héctor Villarreal, director general del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), consideró que el presupuesto cuida los equilibrios macroeconómicos y en ese sentido se está siendo responsable, no obstante, dijo que hubo un desmantelamiento de programas sociales “clásicos” y ahora hay transferencias directas a beneficiarios.

“Ganan los programas del presidente, Pemex, gana un poco seguridad y pensiones que se está ‘chupando’ parte importante de recursos. Pierde la inversión en infraestructura y contención del gasto en educación, salud y programas sociales clásicos. Es un paquete que nos deja pensando que la libramos este año pero que tenemos que ponernos a pensar en soluciones”, dijo a El Financiero Bloomberg.

El Financiero

0 comentarios

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *