El mayor fracaso del sexenio de Peña Nieto fue la Reforma energética

En el primer año de gobierno de Peña Nieto, la elaboración de gasolinas sumó 437 mil 300 barriles diarios en promedio, pero ese nivel comenzó a declinar en 2014, año en que se aprobó la reforma que permitió la inversión privada, nacional y extranjera, en el sector energético
El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto concluirá con los niveles más bajos en 25 años en la elaboración de gasolinas, una caída a casi la mitad de las reservas de crudo y con la producción diaria de petróleo más baja de las pasadas cuatro administraciones.

En el primer año de gobierno de Peña Nieto, la elaboración de gasolinas sumó 437 mil 300 barriles diarios en promedio, pero ese nivel comenzó a declinar en 2014, año en que se aprobó la reforma que permitió la inversión privada, nacional y extranjera, en el sector energético.

En aquel año la producción fue de 421 mil 500 barriles diarios y disminuyó a 381 mil 400 en 2015. Para 2016 las refinerías produjeron gasolinas en un promedio de 325 mil barriles diarios y de 256 mil barriles el año pasado, las dos cifras más bajas desde 1993, de acuerdo con datos de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Secretaría de Energía.

En el primer año de gobierno de Peña Nieto, la elaboración de gasolinas sumó 437 mil 300 barriles diarios en promedio, pero ese nivel comenzó a declinar en 2014, año en que se aprobó la reforma que permitió la inversión privada, nacional y extranjera, en el sector energético
El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto concluirá con los niveles más bajos en 25 años en la elaboración de gasolinas, una caída a casi la mitad de las reservas de crudo y con la producción diaria de petróleo más baja de las pasadas cuatro administraciones.

En el primer año de gobierno de Peña Nieto, la elaboración de gasolinas sumó 437 mil 300 barriles diarios en promedio, pero ese nivel comenzó a declinar en 2014, año en que se aprobó la reforma que permitió la inversión privada, nacional y extranjera, en el sector energético.

En aquel año la producción fue de 421 mil 500 barriles diarios y disminuyó a 381 mil 400 en 2015. Para 2016 las refinerías produjeron gasolinas en un promedio de 325 mil barriles diarios y de 256 mil barriles el año pasado, las dos cifras más bajas desde 1993, de acuerdo con datos de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Secretaría de Energía.

TE PUEDE INTERESAR
Revelan que Peña Nieto dio a medios 2 mil millones de pesos para dar ‘impacto positivo’ a su reforma energética
Desplome internacional

Durante el sexenio de Peña Nieto, las cotizaciones internacionales del petróleo crudo alcanzaron sus niveles mínimos en casi 40 años, lo que implicó parar diversos proyectos de empresas petroleras mundiales. Pemex no fue la excepción. En 2017, la producción de petróleo crudo de Pemex cayó a un promedio de 1.9 millones de barriles diarios, la cifra anual más baja desde 1990. En aquel año, cuando ejercía el poder el priísta Carlos Salinas de Gortari, la producción de la entonces paraestatal fue de 2.5 millones de barriles diarios.

La mayor producción de Pemex se dio en 2004, durante el sexenio de Vicente Fox, con un promedio diario de 3.3 millones de barriles de petróleo crudo.

El declive de la producción de la hoy empresa productiva del Estado se acentuó a partir de 2014, año de la reforma energética, pero que coincidió con el desplome de las cotizaciones de los precios internacionales del crudo. Pemex produjo ese año 2.4 millones de barriles diarios de petróleo crudo y disminuyó a una tasa de 1.9 millones el año pasado. En octubre, Pemex produjo apenas 1.7 millones de barriles diarios de crudo, la cifra más baja en 13 meses.
Bajan reservas

Las cifras de Pemex apuntan a que en este sexenio mermaron las reservas de crudo. Peña Nieto asumió el poder con reservas por 36 mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente y dejará al próximo gobierno apenas 16 mil 880 millones de barriles de petróleo crudo equivalente, según estadísticas al cierre de 2017.

Paciencia

Por otro lado, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas opinó que los consumidores de gasolinas Magna y Premium deberán tener paciencia antes de ver una reducción en los precios. La liberación del mercado, en 2017, fue una medida cuyos resultados se observarán a largo plazo, precisó el director general del instituto, Fernando López Macari. Admitió que la apertura del mercado de las gasolinas repercutió en los índices de inflación, que en el año pasado alcanzó una tasa de crecimiento de 5 por ciento.

Vanguardia

0 comentarios

Dejar un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *