Inflación e intereses se comen rebaja a ISR

Ajuste favorece a salarios, sobre todo de quienes menos ganan; cuesta de enero y alto costo del dinero merman beneficio: expertos

En la primera quincena del año, los trabajadores vieron reflejado en sus bolsillos la actualización de las tablas y tarifas para el cálculo del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que les retiene su patrón, destacaron fiscalistas.

El efecto positivo es mayor para los empleados con los sueldos más bajos, de acuerdo con las nuevas tablas y tarifas que dio a conocer la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a finales de diciembre de 2017.

Sin embargo, lo perderán por el efecto de la inflación y las mayores tasas de interés. Si bien tendrán un dinero extra, apenas alcanzará para enfrentar el mayor costo del dinero y la cuesta de enero que se extenderá hasta el primer trimestre del año.

La actualización de las tablas y tarifas para calcular el ISR para personas físicas por el efecto de la inflación entró en vigor a partir de este año, por lo que fiscalistas y contadores recomendaron a los asalariados verificar en sus recibos de nómina que se les retuvo un menor ISR, lo cual se tradujo en más dinero en sus pagos.

“En la bolsa del trabajador se recibió más”, dijo el vicepresidente scal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), Mario Morales.

Explicó que al comparar los recibos de nómina, no de diciembre porque en ese se incluye el aguinaldo, sino con el de la última quincena de noviembre, el renglón referente del ISR será menor. La actualización benefició a todos los trabajadores independientemente del nivel salarial, dijo.

Se actualizaron límites, explicó, por ejemplo de una percepción salarial de cero a 3 mil pesos, es 10% del impuesto, entonces ahora es de 3 mil 200 pesos; es decir, todos los límites se ampliaron y puede caer en uno más bajo lo que significa un ISR menor.

“De cero a 3 mil pagaban 10%, de 3 mil a 5 mil pesos pagaban 15%; ahora con la nueva tabla sube a 3 mil 200 pesos y el otro a 5 mil 400 pesos. Los que se quedaron en el mismo renglón y les subieron el sueldo tienen doble beneficio; pero si brinco de renglón no le va agradar mucho”, expuso.

En pocas palabras le dijeron que estaba ganando un poco más en comparación a hace un año porque estaba pagando menos de impuestos.

En la primera quincena de enero de 2017 le retenían por el ISR mil 759 pesos o sea lo que le pagó la empresa al fisco, y en esta quincena de enero de 2018 fue de mil 631 pesos, lo que resultó en un saldo a favor, es decir, que le devolvieron por impuestos y así será en lo que resta de las demás quincenas en este año.

Más para los que ganan menos. El presidente del Instituto mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), Fernando López Macari, coincidió en que los asalariados debieron haber visto una diferencia en la retención de ISR que se efectúa en la nómina.

Destacó que para efectos de la nueva tarifa se actualizan tanto cantidades que delimitan cada uno de los renglones de la tarifa, como la cuota fija que contempla en cada renglón.

Pero en términos generales, el porcentaje de reducción de ISR por el efecto de actualización de las tarifas, es mayor en contribuyentes con ingresos más bajos, de manera que el beneficio es más importante en los niveles más bajos de ingresos.

Así que la manera en que se puedan dar cuenta de que esta medida efectivamente les representó un beneficio, es a través de la cantidad neta que se les deposita, una vez descontado el ISR correspondiente.

Para leer  nota completa ir a EL UNIVERSAL

Será un año de crecimiento lento pero estable: IMEF

Torreón, Coahuila.- Fernando López Macari, presidente nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), señaló que este será un año de crecimiento lento pero seguro.

Dijo que los indicadores que miden el desempeño de los sectores industrial y de servicios permanecen en niveles cercanos al umbral de 50 unidades, lo cual “refleja que la actividad económica mexicana continúa creciendo, pero a un ritmo lento.

Señaló que de acuerdo con sus cálculos más recientes, para 2018 en el país se estima un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 2.4%.

Estimó que México deberá reaccionar a este entorno, pues los mercados internacionales y todas las economías compiten por capitales en todo el mundo.

“El 2018 va a ser muy movido, principalmente por temas electorales y por presiones y cambios en México relacionados con cambios que se están dando de manera internacional, y que no somos ajenos a ellos, y debemos estar reaccionando”, añadió.

Mencionó que algunos países están adoptando posiciones más agresivas para captar los capitales en todo el mundo.

“México tendrá que hacer lo propio para adecuarse y retener los capitales que ya tenemos y seguir influenciando en las decisiones de los grandes capitales para continuar con sus inversiones y sus planes de crecimiento”, subrayó.

Finalmente, dijo que el que México esté tomando medidas menos proteccionistas, y comience con las que fluctúen libremente los costos de los productos y servicios es benéfico para la competitividad en el país.

Noticias de El Sol de la Laguna

Los “embates” para la economía en 2018: TLCAN, elecciones y reforma fiscal de EUA

El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas desarrolla propuestas y analiza las iniciativas financieras de los pre-candidatos presidenciales.

Los tres factores que tendrán mayor influencia sobre las inversiones en México son: las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el proceso electoral del 2018 y la reforma fiscal implementada en Estados Unidos.

Fernando López Macari, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) señaló que el peso recibirá los embates de la incertidumbre que se pueda generar por estos factores, aunque reconoció que la moneda nacional ha resistido a las declaraciones y acciones del presidente Donald Trump.

Sin embargo, es necesario que el país se prepare para varios escenarios, desde una negociación exitosa del TLCAN hasta la salida de la Unión Americana del tratado, consideró.

Por lo que respecta al proceso electoral del 2018, López Macari precisó que el IMEF guarda una postura de responsabilidad social y de análisis de sus propuestas para evaluar el impacto financiero que tendrán tanto en las empresas como en las familias mexicanas.

MULTIMEDIOS LAGUNA

IMEF espera depreciación del peso en primer semestre de 2018

El presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, Fernando López Macari, anticipó una menor inflación después de las elecciones de 2018

Ciudad de México. El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) prevé una depreciación del peso mexicano en el primer semestre de este año debido al proceso electoral del país.

Fernando López Macari, quien recientemente asumió la presidencia de ese organismo, indicó que para 2018 prevén un crecimiento de 2.30 por ciento y una inflación de 4.10 puntos porcentuales, menor a la registrada en 2017 (6.77 por ciento).

Sin embargo, en los primeros seis meses del año pronosticó un alto grado de incertidumbre por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el impacto de la reforma fiscal de Estados Unidos y los comicios de julio.

De acuerdo a la encuesta que realiza el Comité Nacional de Estudios Económicos (CNEE) del instituto, existe una probabilidad de que el peso se deprecie en la primera mitad del año, por lo que la mediana se encuentra en 19.10 pesos por dólar.

Acotó que esa cantidad no descarta la existencia de la volatilidad, pues entre más se acerque se acerque el día de la elección (1 de julio), siempre y cuando “no se desaten las exigencias de aumentos salariales injustificados, para tratar de ‘compensar’ la inflación de 2017.”

El titular del IMEF añadió que en el segundo semestre se puede esperar una apreciación de la moneda nacional, si es que no exista un conflicto post-electoral y en ese sentido todos los sectores deberán aceptar los resultados.

En tanto, Gabriel Casillas, presidente del CNEE dijo que según estudios los participantes de los mercados en países emergentes tres o cuatro meses antes de la elección se preocupan, por lo que es muy probable que el tipo de cambio tenga que reaccionar a la incertidumbre democrática en el país.

Sobre una menor inflación, López Macari explicó que su tendencia será a la baja debido a los “escalones” que causan alzas recurrentes sólo duran 12 meses, por lo que en enero ya no se contará.

Por otra parte, reiteró que México debe responder a la reforma fiscal de Estados Unidos. En ese sentido, el presidente del IMEF sostuvo que los tiempos electorales no deben interponerse y aún hay tiempo para disminuir las tasas de los impuestos Sobre la Renta (ISR) y de Valor Agregado (IVA), pero este deberá ser generalizado a excepción de algunos productos de la canasta básica para no afectar a los más necesitados.

Consideró que es poco probable que haya una reforma en el ámbito impositivo, pues recordó que el presidente Enrique Peña Nieto declaró en días recientes que no habría más impuestos en lo que resta de su administración.

VANGUARDIA

Tipo de cambio será la variable que más absorberá la incertidumbre: IMEF

Fernando López Macari, nuevo presidente nacional del IMEF, habló para El Financiero Bloomberg TV sobre las perspectivas económicas para México en este 2018.

Se aprecia el peso 4 % en 15 días

• En los primero quince días del año el tipo de cambio muestra una apreciación de cuatro por ciento en su cotización de venta en ventanilla, al pasar de 19.85 a 19.05 pesos por dólar, esto de acuerdo a datos del portal de Citibanamex.

Ayer el peso terminó la sesión con una apreciación marginal de 0.42 por ciento o 7.9 centavos para situarse en cerca de 18.77 pesos por dólar, informó Banco Base.

A decir de la entidad financiera, los participantes del mercado consideran poco probable que Donald Trump pueda anunciar una salida del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aunque existe un límite para el optimismo del mercado que está a la espera de que comience la sexta ronda de la renegociación del convenio comercial el 23 de enero próximo.

Ayer no se publicaron noticias económicas relevantes sobre el proceso de renegociación del TLCAN, por lo que el tipo de cambio mostró poca volatilidad; tampoco se difundieron indicadores económicos relevantes en México o Estados Unidos que afectaran las cotizaciones en el mercado cambiario.

El día de mañana será clave la publicación en Estados Unidos de la producción industrial del mes de diciembre, que el mercado anticipa un crecimiento mensual de 0.5 por ciento, toda vez que un dato favorable permitiría una recuperación adicional del dólar frente a sus principales cruces.

En sucursales bancarias capitalinas, el dólar estadounidense se ofertó hasta en 19.19 pesos, con un descenso de cuatro centavos comparado con la víspera, y se adquirió en un precio mínimo de 17.75 pesos.

Al cierre de este año México registrará un mayor crecimiento económico y una menor inflación respecto a 2017, pese al alto grado de incertidumbre, aseguró el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

El presidente del IMEF, Fernando López Macari, estimó que mientras la economía mexicana finalizará con una expansión en torno a 2.3 por ciento, la inflación general bajará a 4.10 por ciento al término del año.

EL SIGLO DE TORREÓN

IMEF anticipa una menor inflación después de las elecciones

• El Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas precisó que el tipo de cambio será la principal variable financiera que absorba los choques ocasionados por la incertidumbre sobre la renegociación del TLCAN y los comicios electorales.

Si bien el 2017 cerró con una inflación de 6.77%, la más alta en los últimos 17 años, para el final del 2018 se ubicará en 4.10%, debido a que se tendrán menores presiones inflacionarias no recurrentes, estimó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

“Muchos de los efectos que impulsaron la inflación de 3.4% de 2016 a 6.7% en 2017 es la liberación de los precios de la gasolina, el gas LP y un ciclo agropecuario atípico. Fueron efectos no recurrentes, es decir, no se verán en este año”, expuso Gabriel Casillas, presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF.

En conferencia de prensa, detalló que otro factor que influyó sobre el incremento de la inflación fue la depreciación del tipo de cambio, “muchas empresas aguantaron este rezago del tipo de cambio y mantenían sus precios iguales, pero como no se percibía que el tipo de cambio volvería a 15 pesos el dólar, decidieron elevar sus precios en 2017, pero esto no se verá en 2018”. Expuso que para la primera quincena de enero de este año es muy probable que la inflación pase de 6.7% a 5.6%, “ahí vamos a poder ver que estos factores no recurrentes ya no estarán presionando la inflación”.

Casillas abundó que, para la primera quincena de enero, se percibirán dos eventos que presionarán la inflación: una es el precio de la tortilla (que se dio a principios de año) y que podría representar 20 puntos base; y la segunda es la volatilidad que se tenga en el tipo de cambio por el proceso electoral.

“La incertidumbre electoral es algo normal y en la medida en que se perciba, podría tener un traspaso en la inflación (…) Por cada peso que se deprecia el tipo de cambio, se traduce en 25 puntos adicionales en la inflación anual”.

Para el IMEF, una vez que pasen las elecciones presidenciales, en el cuarto trimestre del año, la inflación pueda estar debajo de 5% de manera sostenible e inclusive a niveles cercanos a 4 por ciento.
Estiman que para el cierre del 2018 la economía mexicana presente un crecimiento de 2.30%; mientras que el tipo de cambio lo ubican en un promedio de 19.10 pesos el dólar y la tasa de interés en 7.28 por ciento.

CAMBIOS AL SISTEMA FISCAL

Fernando López Macari, presidente nacional del IMEF indicó que, si bien el gobierno federal ha enfatizado que no se harán cambios en materia de impuestos, es urgente que sí se busque reducir el ISR para poder mitigar el impacto de la reforma fiscal de Estados Unidos.

“La reciente aprobación de reforma tributaria en Estados Unidos viene a darle un sentido de urgencia a que se haga una reforma en México y si no se hace el país tendrá pérdidas en materia de competitividad”.

Planteó que se pueden realizar medidas inmediatas sin necesidad de modificar la Ley del ISR, tales como deducibilidad en las prestaciones de prevención social, reducir el ISR en las utilidades para que las empresas puedan reinvertir y reducir la tasa efectiva de este mismo impuesto.

“Es lo mínimo que debería hacer el gobierno para reaccionar y contrarrestar los efectos de la reforma fiscal de EU (…) Estos cambios se pudieran hacer a través de un decreto presidencia y no necesariamente tendrían que pasar los procesos de hacer cambios a la ley del ISR”.

EL ECONOMISTA

Debe prevalecer colaboración y cooperación para evitar más casos Chihuahua: IMEF

Fernando López Macari, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, dijo que los tiempos electorales no deben interponerse para realizarlos cambios que requiere el país, como por ejemplo en materia fiscal.

Para evitar que los estados se queden sin los recursos federales convenidos, como el caso de Chihuahua, debe prevalecer la cultura de la colaboración y cooperación, consideró el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

“Tanto los gobiernos estatales como los federales debieran promover una cultura de colaboración y de cooperación para no afectar las economías de estados y de entidades que pudieran ser vulnerables a la falta de recursos de manera pronta para atender sus necesidades”, dijo el presidente del organismo, Fernando López Macari.

Lo anterior en un marco de un manejo responsable de las finanzas, no solo a nivel federal sino a nivel estatal, apuntó.

En conferencia de prensa estableció que si bien existen discrepancias entre la versión que maneja el estado de Chihuahua y la posición que manifestó la secretaría de Hacienda el pasado domingo, “yo creo que en ambos sentidos debemos observar que lo que no podemos hacer es actuar por fuera de la ley”.

EL UNIVERSAL

Fernando López Macari, Presidente nacional IMEF 2018, en la Tercera de Enfoque Noticias

Fernando López Macari, nuevo presidente nacional del IMEF, habla sobre la situación de la economía mexicana al cierre de 2017, de acuerdo con el indicador del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, en la Tercera de Enfoque Noticias.

Enfoque Noticias

Urge elevar gasto de calidad: IMEF

Para este año es urgente elevar la calidad del gasto para convertirlo en fuente de desarrollo económico y no en preocupación por la debilidad de las finanzas públicas, advierten analistas del Instituto Mexicano de Ejecutivos de finanzas (IMEF).

Exponen que para el próximo año los pronósticos del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF (CNEE) apuntan a un mayor crecimiento económico y menor inflación con respecto a 2017.

En este sentido la mediana de su encuesta mensual en torno a la tasa de crecimiento del PIB para 2018 se revisó de nueva cuenta al alza de 2.3% a 2.4%. Asimismo, la mediana de la inflación al final del año se ubica en 3.9%.

Agrega que consideran que la actividad económica y el comportamiento de los mercados financieros locales continuarán fuertemente influenciados por la dinámica de la retórica del presidente Donald Trump, sobre todo en torno a la renegociación del Tratado de Libre Comercio, y por las consecuencias fiscales del esperado recorte de impuestos en los Estados Unidos. “A ello se sumará la incertidumbre que generan los comicios de julio”.

Expone que es importante que se trabaje para generar los incentivos para mejorar nuestra productividad, desarrollando ventajas competitivas de largo plazo, adicionales a nuestros bajos costos laborales. A lo anterior hay que sumar un uso más eficiente y transparente de los ingresos tributarios para que el aumento en la recaudación se refleje en una mayor inversión productiva.

Explican que por eso es urgente elevar la calidad del gasto para convertirlo en fuente de desarrollo económico y no en preocupación por la debilidad de las finanzas públicas. Todo esto no depende de acción alguna en el extranjero.

Diario de Xalapa